Alberto Maezo: con la música en la sangre

Alberto Maezo: con la música en la sangre

(Fotografía de Violeta Martín)

En La Íbera nos acordamos de que hace años un zagalillo de Baza empezaba a tocar el cajón con soltura y originalidad. El tiempo ha pasado y ya es todo un hombre con un montón de sueños cumplidos y kilómetros corridos.

Alberto Maezo (Moya, de segundo) comienza ahora su aventura en solitario tras formar parte de Compás Canalla, una unión entre músicos del Altiplano y el Valle de Lecrín. Aunque de momento la banda está disuelta, seguirán siendo cañeros, callejeros y canallas. Porque eso se lleva dentro.

El músico ha sacado un rato entre composiciones y ensayos para que lo conozcamos un poco más 🙂

‘Me tuve que quedar un mes y medio encerrado en una casa con seis personas entonces desconocidas

Sacando una sonrisa al confinamiento

La Íbera: Alberto, obviando la dureza de la parte sanitaria (que, esperemos, no te haya tocado de cerca), todo esto del COVID-19 está siendo un poco raro. ¿Cómo te ha afectado a ti, laboral y musicalmente?

Alberto Maezo: Muy buenas 🙂 Pues, por suerte, no me ha tocado muy de cerca y esperemos que siga así, aunque está siendo bastante raro como dices. La verdad es que para mí todo esto ha sido y sigue siendo agridulce porque tres días antes de que nos confinaran me había trasladado a Otura para estar más cerca de Granada, ya que estaba empezando a trabajar más por la capital, así que me tuve que quedar un mes y medio encerrado en una casa con seis personas entonces desconocidas y sin poder trabajar. Por suerte, tod@s son excelentes músic@s y mejores personas de las que aprendí mucho, incluso a comer mejor. Cuando volví a Baza tuve tiempo para reflexionar y dar el paso para comenzar este proyecto que me está dando tantas alegrías, así que dentro de lo malo no me quejo.

‘Qué te voy a decir de compartir escenario con mi hermano pequeño, Adrián Maezo’

L.I.: Aún así, tuvimos una cita contigo el pasado 21 de agosto en el salón de Jardines La Curva (Baza). Allí estrenaste tu nuevo espectáculo en solitario, acompañado por grandes músicos de la zona. ¿Cómo fue esa nueva experiencia?

A.M.: Fue una noche mágica, siempre es un verdadero placer trabajar con los hermanos Diego y Mario Alonso, hacía mucho tiempo que quería volver a compartir emociones con ellos y, como siempre, ha sido muy fácil entendernos y hacer funcionar la máquina de manera natural. Y… qué te voy a decir de compartir escenario con mi hermano pequeño, Adrián Maezo. Creo que nunca me acostumbraré a esa sensación tan bonita, espero que dure muchos años porque es mi otra pierna. Así que, como veis, la cosa va de hermanos. Pero lo mejor fue encontrarme tantas caras conocidas que me habéis visto crecer y que seguís apoyándome en nuevos proyectos, sois el combustible, y eso no lo paga el dinero.

‘Me apetecía mostrar mi parte más rockera

Alberto haciendo ‘los cuernos’

L.I.: Y tendremos otra oportunidad para disfrutar de tu compás el 7 de septiembre en el Campo de Fútbol Alameda de Baza. ¿Qué nos vamos a encontrar?

A.M.: Pues much@s se sorprenderán porque este espectáculo tiene tintes muy diferentes a los que estábais acostumbrados con Compás Canalla. Habrá a quien le guste más y a quien le guste menos, pero me apetecía mostrar mi parte más rockera. Sin duda, la novedad es la suerte de poder contar con la incorporación de Jesús Valero al bajo; un referente de la música granadina, bastetano, que nos aporta madurez y del que siempre se aprende algo bueno. Confío en que será una noche para el recuerdo.

Fotografía de Jesús Vico Garrido

El ponerte solo delante de un micro en medio de un escenario acojona’

L.I.: Decíamos al principio que nos acordábamos de ti tocando el cajón cuando eras ‘un coco’. Ahora podemos escucharte con la guitarra y a la voz. ¿Qué disfrutas más?

A.M.: Disfruto mucho con el cajón porque fue con lo que empecé a tomarme en serio la música y sigue siendo el instrumento con el que me siento más seguro. El ponerte solo delante de un micro en medio de un escenario acojona, pero al final las sensaciones son muy parecidas cuando se está conectado con el público ya sea cantando o tocando cualquier instrumento. Al final terminas el concierto y aunque hayas metido el «gambazo» más grande del mundo eres feliz, que es lo importante.

Fuente: Facebook de Antonio Capote

‘Gracias a mis padres he mamado desde muy pequeño la música y eso se lo agradecederé eternamente

L.I.: Eres muy joven pero has rodado mucho. ¿Recuerdas la primera vez que te subiste a un escenario? ¿Cómo fue?

A.M.: Gracias a mis padres he mamado desde muy pequeño la música y eso se lo agradeceré eternamente, pero la verdad es que no tengo recuerdos de mi primera actuación. Por lo que me han contado y las fotos que hay, tuvo que ser cantando en el coro rociero infantil que formo Chari López. Tendría alrededor de seis años. Los primeros recuerdos que tengo son correteando por el Teatro Dengra mientras escuchaba a mis padres ensayando carnavales. Allí empecé a sentirme cómodo entre tablas y bambalinas, y aún hoy cuando vuelvo a pisar el teatro no puedo evitar emocionarme al acordarme de aquellos años tan bellos.

Fuente: Facebook de Antonio Capote

‘Que no le tengan miedo a nada, que nos tenemos que morir igualmente’

L.I.: ¿Algún consejo para l@s artist@s emergentes que acaban de empezar pero no se atreven a exponerse al público?

A.M.: Sobre todo que se quiten prejuicios, que se miren ell@s mism@s en sus adentros y hagan la música desde el corazón, ahí no hay fallo, lo demás viene solo, y como decía mi Manuel Bocao, ‘que no le tengan miedo a nada, que nos tenemos que morir igualmente’. Pero sobre todo les diría que sigan trabajando y destinándole a la música la máxima energía posible, siempre con cordura, aunque a veces sea difícil.

Su apoyo a la M.U.T.E., la Movilización Unida de Trabajadores del Espectáculo

Este año tenemos que hacer encaje de números rojos

La Íbera: Dejando que sigas con tus ritmos, una última pregunta a colación de la fecha de tu concierto, en plenas fiestas (el 7 de septiembre): como bastetano, ¿eres de feria o por el contrario ‘no te da ná’ que este año no se vaya a celebrar?

A.M.: Pues con los años disminuye el número de días que subo a la feria, creo que estoy destinado a ser un viejo solitario, aunque me gustaría poder disfrutar un día ocho con mi gente, tod@s ‘guapead@s’. Lo que más me duele es que antes tantas personas en las ferias y fiestas de los pueblos ganábamos un dinero que venía muy bien y este año tenemos que hacer encaje de números rojos.

Muchas gracias por la entrevista y por la labor que hacéis, sois esenciales para la cultura y necesarios sobre todo en estos momentos tan delicados. Mucha suerte 🙂

Muchísimas gracias a ti. Desde La Íbera, mandamos todo nuestro apoyo al gremio de artistas musicales del Altiplano que están viendo en peligro su profesión debido a las visicitudes acaecidas por la crisis sanitaria.

¡Nos vemos el 7 de septiembre! Ya sabéis, en el Campo de Fútbol Alameda de Baza. Actuarán también las bandas ROSE AND THE BLACK THORNS y MEDIOS CERDOS. Como dice Alberto:

‘Sujetáos la mascarilla porque la noche viene fuerte’

Podéis contactar con él mediante su Instagram o por Facebook.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *