MIGUEL VALERO, EL POETA PIRATA

MIGUEL VALERO, EL POETA PIRATA

Aunque la ciudad levantina de Mutxamel lo haya acogido durante años, Miguel vuelve todos los veranos a sus raíces.

Supongo que me parieron en el hospital de Baza, pero soy de Cúllar – nos cuenta este joven, alegre poeta de la escarpada cuna de los ídolos de El Malagón.


Miguel, ‘poeta combativo’, nos ha compartido su blog, en el que podemos intuir esta naturaleza guerrillera con la que se autodefine. Hemos escogido para esta entrevista el siguiente poema, que además tenemos la inmensa suerte de que nos explique:


Sangre de reyes corre por mis venas,
Salido del vientre calé
De una gitana morena,
De Ojos negros y rizos oscuros,
Cantante de saetas con fe,
Bailaora de fandangos puros.
Caminan al trote
Nobles pura sangre adiestrados
Por un patriarca ciego,
Bailando al son
De una guitarra flamenca,
Mientras canta
Tangos malagueños.
Me puede el sentimiento,
Disfruto plenamente al son,
Pues mí raíz calé,
Está en el corazón.
El sonido de una rumba
Y los bailes de mi gente
Cantando alto y alegre
A su dicha y devoción.

Llueven peladillas,
El pañuelo se manchó,
La camisa se partió,
Caminan en hombros puros
Y el “Yeli Yeli”
Se canta a viva voz.
Suenan las palmas
Y el cante jondo vigoroso
De las familias
En bienaventurada unión.
La familia es lo primero,
No mientes a los difuntos,
Ni hables mal de mi mare,
Que pondré en tu cuello
La jañá
Y te juro por lo más sagrado
Que de esta tú no sales.
Nos une el romaní,
La lengua calé,
Las fotos de los abuelos
Y nuestra atávica herencia
Que alejamos de nuestra voz.

Antaño las carretas,
Caballos y burras,
Contaban nuestra historia
De ciudad en ciudad.
Pueblo noble
Y nómada
Que a nada
Ni nadie
Tiene que envidiar.
Leyendas gitanas,
Romance y cantar,
Bailes y cuentos,
Magia y refrán.
Historia de un pueblo
De borroso ayer
Y nuboso llegar.
En el “siglo de hierro”
La corona real
Organizó la Gran Redada
Para sumirnos en el olvido y el miedo.
Se descubrió el talento;
¡Al-Andalus vió su facultad!
Espectáculos y actividades
De gran fulgor inmejorable,

Magnifico, singular;
Los hijos del Punyab.

Hemos cambiado la rueda por el timón para que se adapte mejor a su naturaleza navegante 😀

La Íbera: ‘Gitano’ no nos ha dejado indiferentes. ¿En qué momento lo escribiste y por qué?


Miguel Valero: Si no recuerdo mal, sobre el 2012 escribí este poema en honor y referencia a mi abuelo y a mis raíces Gitanas. Hablo sobre la experiencia vivida desde la infancia y mirándola desde su punto más puro, más arraigado. Para ello hice una investigación sobre los orígenes del pueblo romaní buscando los hallazgos arqueológicos más antiguos; datos históricos y referencias (a contrastar) como la «sangre de reyes» y «la gran redada«, donde la estirpe Borbón buscó el exterminio del pueblo gitano.

Micropoema del proyecto ‘Lux in Tenebris’

L.I.: En Mutxamel, tu patria de adopción, estamos segur@s de que se vive muy bien, tan cerca de la playa y con sus huertas, de las cuales conocemos el famoso tomate que lleva el nombre del mismo municipio. Pero… como decíamos, todos los años te dejas caer por aquí, aprovechando tus visitas para disfrutar de familia y amigos, explorar nuevos rincones y hasta presentar tus libros. ¿Qué te inspira de tu tierra a la hora de componer tus líneas?


M.V.: La naturaleza viva de Granada, sus tapas, sus mujeres, el modo de vida,la cercanía y la sencillez son parte intrínseca de los motivos de mi vuelta una y otra vez. Volver a las raíces siempre es un gusto; se come bien, se vive más tranquilo. Y es en cierto aspecto como viajar de nuevo al pasado; un regreso agradable y nostálgico. Aunque siempre hay algo que te llama la atención más que en otro momento y ahí no puedo negarle mi completa atención.


Los ‘Lagos de Quitasueños’ de Cúllar. Fuente: Cadena Ser

Mi intención es llenar teatros y espacios abiertos para acercar al público el Arte desde todas sus formas posibles


L.I.: Presentaste tu último libro «Lux in Tenebris» en el bar Casino Bastetano de Baza. ¿En qué lugar del Altiplano te gustaría hacer tu próxima presentación, por inaccesible que pudiera parecer?


M.V.: Mi intención es llenar teatros y espacios abiertos para acercar al público el Arte desde todas sus formas posibles. Dirijo un elenco de artistas, ‘Agitando tus Sentidos’, en el que prima la precisión de la improvisación, ya que muestra mucho de forma viva y directa. Al compartir mi poesía con otros artistas veo y siento cómo el mensaje le llega a la gente más rápido, más fuerte y más intenso. Con todo su propósito; siendo algo más que palabras al viento.

Miguel, recitando en el ‘Centro Cultural Las Cigarreras’ (Alicante)

Como buen pirata me toca ser rudo ante cualquiera y preciso ante el mar



L.I.: Hay en ti aun aire de positivismo, constante buen humor y ágil socialización que llama la atención. No es lo que solemos esperar del arquetipo de poeta romántico; alicaído, lechoso y piadoso. Tú pareces todo un pirata. Pero sin duda tienes también esa parte sensible. ¿Cómo se convive con ambas facciones? ¿Se llevan bien, o tienes que ir alternándolas?


M.V.: Como buen pirata me toca ser rudo ante cualquiera y preciso ante el mar. De la misma manera conviven el sentimiento libre de coraza que plasmo en mis versos y esta alocada manera de vivir: ‘libre, dicharachera y pronoica’.

Trato de soltar los versos de memoria, como cuando tocaba con mi grupo de rock


L.I.: Te has lanzado a los escenarios en diversas jams de poesía de ciudades como Granada o Alicante. ¿Qué experiencias obtienes de estas representaciones?


M.V.: Me encanta la sensación de subir a un escenario donde lo doy todo y trato de no dejarme nada en el tintero. Trato de soltar los versos de memoria, como cuando tocaba con mi grupo de rock. Aunque debido a la velocidad con la que surgen nuevas creaciones he de recitarlas ipso facto debido a su efímero tiempo de vida. Además de mi mala ‘memoria de pez borracho’. Me encanta el feedback que ofrece el público; he hecho tanto poesía para 3 personas (además los dueños del lugar) como para lugares en los que rebasábamos el aforo. Sin duda, una experiencia que me gustaría repetir, preparando una gira un poco más larga y más extensa. Este año, muchos lugares quedaron por descubrir y espero cumplir pronto con ello. Me encanta la aventura de viajar para dar a conocer aquello en lo que creo firmemente, así como tener experiencias nuevas en lugares tanto desconocidos como reconocidos.

Miguel, improvisando con los artistas de ‘Lux In Tenebris’ en la Librería 80 Mundos (Alicante)


L.I.: Vemos que tienes publicados varios poemarios en la web. ¿Dispones de biliografía que podamos consultar/comprar para disfrutar de tus versos y apoyar tu creación?


M.V.: Este año toca poner toda la tecnología en pro de crecer y hacerme ver: página web, redes sociales, formatos de venta… Al ser de esos pocos valientes que se implican en hacerlo todo uno mismo («Do It Yourself»), he tenido que aprender de todos los sectores involucrados en esta ardua tarea creativa y expansiva. Por lo pronto cuento con el blog, Facebook, Instagram, Twitter y Gmail para dar a conocer mis obras. Espero formar pronto una estructura sólida que me facilite poder desempeñar todo esto de manera sencilla.

‘Deberíamos liberarnos y poder expresarnos de forma completa. Y poder sentirnos DE VERDAD, sin tanta máscara. Solo podremos saber el arte que tenemos dentro cuando lo dejemos salir‘.

Las cuerdas, la otra pasión de Miguel

La Íbera: ¿Algo que nos hayamos dejado en el tintero? ¿Alguna recomendación para quienes empiezan?

Miguel Valero: Decir que este paso evolutivo que he tenido ha sido todo gracias al gusto que le he cogido a los escenarios. A querer mostrar y hacer partícipe a toda persona reunida en el radio que abarcan mis palabras y mi voz. Cuando logré montar «Lux in Tenebris» ya había hecho dos poemarios anteriores, pero vi otra forma de hacerlo llegar. Creé un fanzine ‘punkarra’, todo hecho con mis manos: desde principio a fin. Y tropezando mucho. Conseguí darle valor a lo que creía y recibir el feedback que te mueve a repetir y continuar avanzando. Era un libreto en A5 que vendí mano a mano y conseguí llegar a entregar 200 copias y hacer una gira que organicé yo mismo. No fue fácil y hoy día ya conozco muchas maneras mejores de hacerlo. Pero si no fuera por ese ‘torpe’ intento, creo que no continuaría. Quizá esos poemas seguirían en un cajón olvidados. Aparte de escribir, editar, maquetar y distribuir, toca conocer mucha parte técnica y virtual. Cierto es que una editorial te puede hacer el trabajo más ligero, aunque no es mi caso. Quizá esto inspire a alguien a continuar adelante con esos versos que consiguen quitarle un doloroso peso de su carga personal. Tal vez deberíamos liberarnos y poder expresarnos de forma completa. Y poder sentirnos DE VERDAD, sin tanta máscara. Solo podremos saber el arte que tenemos dentro cuando lo dejemos salir.

Le deseamos a Miguel que en su travesía encuentre islas exuberantes, etern@s compañer@s de viaje, amor en mensajes embotellados y tesoros hechos canción. ¡Cuidado con las sirenas! O no… 🙂



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *